sábado, 10 de noviembre de 2012

CUMPLIMOS CONDENA BAJO LA LEY UNIVERSAL

La sanación del planeta es un acontecimiento universal, el hombre ha creído que puede hacer y deshacer lo que le pase por la mente olvidando por completo que nuestra madre tierra existe des de hace miles de millones de años. En ella surgió la vida en millones de formas diferentes, La evolución de una de estas formas de vida concluye con un ser egocéntrico, codicioso y depredador devastando por completo la capa terrestre, la atmósfera y el resto de seres que lo conforman en un tiempo récord, menos de 100 años. El impacto causado por el hombre ha llegado mas allá de lo nunca imaginado.

El ser humano ha olvidado que es parte del planeta y del universo. No olvidemos que somos nosotros quien pertenecemos a la tierra y no al contrario. Por este mero hecho, estamos condenados y sometidos a cumplir con la ley, sí la ley! una ley fuera de todo lo conocido en nuestra era de creación y destrucción. El universo tiene sus propias leyes y no hay nada que podamos hacer en contra de ellas. La Ley Universal es la única con el poder de mantener el equilibrio con el resto de astros que conforman el cosmos, y en este preciso momento estamos cumpliendo condena por todas las fechorías que hemos causado. Esta vez el ser humano tiene que pagar por todo lo sucedido, es el responsable de innumerables delitos.

Y que hay de nuestro vínculo espiritual con todo aquello que nos rodea? Hay algún método para pedir perdón y poder salvarnos de dicha condena? La respuesta es SÍ, pero esta es una labor que cada individuo debe descubrir des de su interior, des de lo mas profundo de su conciencia. La sanación personal se toma des de un punto muy concreto en el que cada persona siente que debe deshacerse de todo lo aprendido,  buscar en su interior y aflorar lo que realmente siente y percibe del cosmos. Nuestra educación ha sido manipulada para el beneficio de unos pocos y este es el momento de romper con las reglas a las que tanto tiempo llevamos sometidos. Vive tu propia vida, comparte, fluye, sé feliz, disfruta con lo que haces y no con lo que dicen que se debe de hacer, explora en tu interior, muestra tus emociones, deshazte del miedo, haz lo que realmente quieres hacer, nutre tu conocimiento y sabiduría con aquello que te motiva, se persona digna, respeta a todo aquello que te rodea y sobre todo recuerda cuales son tus principio y valores, llévalos a cabo sin temor a represalias.