domingo, 21 de marzo de 2010

Compartir es recibir

Siempre he creído que compartiendo todo aquello que tienes es un hecho de interés para después recibir algo a cambio, pero estaba  equivocado. Compartir es algo gratificante, siempre y cuando sea el corazón quien lo pide, cuando es un efecto instintivo o de reacción inmediata el cual es nuestro cerebro el que transmite a hacer aquello que realmente sentimos, por que de verdad lo sentimos así, sin ningún objetivo estratégico.

la cultura de nuestra población está confundida creyendo que compartir es algo que solo se puede hacer con los seres mas queridos o de forma interesada para poder conseguir aquello que estás buscando, desconociendo o, no queriendo ver que el significado de compartir es una acción de rebote a corto o largo plazo, si haces el bien el rebote siempre será bueno, si haces el mal tarde o temprano te llegará tu merecido.

En el siglo XXI se está comprobando que los nuevos modelos de negocio están cambiando esta cultura creando sistemas de intercambio de sinergias ofreciendo productos de forma gratuita y de gran interés y utilidad para la sociedad.

Esta es la filosofía, que a mi manera de ver, va a cambiar el mundo