viernes, 6 de enero de 2012

El cambio es para todos. 2012, año crucial.

Escribo estas letras el mismo día de reyes, un día religioso y festivo que lleva celebrándose 2012 años y mi pregunta es: por que seguimos realizando unas tradiciones con 2000 años de antigüedad en pleno siglo XXI? esto es evolucionar o seguimos haciendo lo que siempre se ha hecho? Como vamos a cambiar este sistema si continuamos llevando a cabo unas costumbres que se crearon hace dos milenios.

Debido a la situación que la humanidad vive en la actualidad, esta se está adentrando en una transición evolutiva inevitable que nos muestra la otra cara de la moneda "la real realidad". El ser humano está despertando y estos acontecimientos, entre otros, pierden toda credibilidad. De todos modos y dicho esto, desearía que cada un@ de nosotr@s siguiera su camino intentando aportar lo mejor que llevamos dentro, que es mucho, e intentando comprender que el sistema en el que vivimos necesita un cambio que nos ayude a vivir dignamente y felizmente en relación con el resto de personas, con nuestra madre tierra y con nuestro universo.

Se habla mucho sobre este año 2012, la palabra CAMBIO ha tomado un lugar muy importante en nuestro diálogo cotidiano, pero no todo el mundo lo ve de la misma forma. Los políticos de todo el planeta continúan  con sus estrategias manipuladoras, especulativas y codiciosas para seguir con el mayor poder que se les otorga sin pensar ni un solo momento en el futuro de la población. El ansia de poder y el ego los tienen tan encegados combatiendo contra los partidos de la oposición que ni si quiera se dan cuenta de que la estructura del sistema el cual llevamos tanto tiempo construyendo se ha quedado obsoleta. La banca ha cambiado su modus operandi en cuanto a su imagen se refiere, pero no nos dejemos engañar, sus estrategias siguen siendo las mimas. Se han adueñado de la población de tal forma que las repercusiones van mas allá del daño social que están provocando. Y por que no hablar de las personas, todo el mundo se queja pero pocos hacemos nada para cambiar, aún sabiendo que debemos hacerlo. La pregunta es: cual es mi repercusión de cara a mi futuro junto  a todo mi entorno en todas las decisiones que elijo y realizo? Creo que las personas no nos hemos parado a pensar sobre este tema, seguimos actuando sin pensar en cual es la reacción de nuestros actos. Es nuestro hogar el que estamos destruyendo por no cambiar nuestras "comodidades y aptitudes".

En cuanto al cambio que yo percibo, diría que es totalmente diferente a los aspectos anteriores. Por algún motivo que desconozco, día a día, veo mas claro que nos acercamos a un cambio total, es inevitable. De hecho, creo que es lo único que nos hará ver la gran verdad, pero sobre este tema escribiré en publicaciones posteriores.